Y por si todo esto fuera poco, el país lleva camino de convertirse en una morgue, el Gobierno mexicano le ha declarado la guerra al narco y este responde como sabe: matando y matando. Todos parecen que se han vuelto locos: balaceras por doquier; ajustes de no se sabe bien qué cuentas; oscuros políticos de bragueta fácil, corruptos y gallinas; Los Tigres del Norte aullando en Hummer que derrapan a toda hostia; narcos que podrían ser polis y polis que hacen de narcos. Hasta hay un hueco para el padre del presidente de los Estados Unidos, que gusta de cazar y follar al otro lado de la frontera, y que sale ileso de un intento de darle boleto.

Si, pero la derecha solamente podr gobernar si cuenta con el Partido por la Libertad. En caso de prescindir de los corre el riesgo de caer en breve con la consiguiente desmoralizaci de la opini p harta de soportar tres elecciones en cuatro a Pero, incluso contando con el apoyo del PxL y sus nueve diputados, todav les faltar cinco m para poder gobernar con tranquilidad. Pero hay otra posibilidad que horroriza a los holandeses y que har caer por muerte s a la eventual coalici en efecto, si laboristas y democristianos llegan a un acuerdo de gobierno, los primeros exigir la regularizaci masiva de inmigrantes ilegales a los que la ministra liberal de inmigraci Rita Verdonk (VVD), decidi expulsar.

Las vacunas son, sin lugar a dudas, uno de los más grandes avances que la medicina nos ha regalado. Cada ao, y según cifras de la Organización Mundial de la Salud, la inmunización evita entre dos y tres millones de muertes en todo el mundo. Gracias a estas inyecciones se ha conseguido erradicar la viruela, y hay otras patologías que, si bien no han desaparecido por completo del mapa, están muy controladas gracias a las vacunas, como la poliomelitis, el tétanos o el sarampión, entre otras..

Los Reyes Magos me regalaron un precioso libro para colorear. No he podido dedicarle mucho tiempo, pero cada ratito que paso con es relajante a m no poder. Hice un gran pedido este mes, y todav no he probado ni una que no me guste. Sobre el c se comporta como un consumado pianista de jazz. Juguetea con las armon salta de estilo en estilo, pulsa acordes disonantes y se entretiene en los silencios. Es un equipo sincopado, a veces de aspecto pueril, que parece improvisar constantemente pero cuya mente colectiva est siempre ocupada en seguir la coreograf de los espacios, ce al comp que le marca el metr de la presi Puede liberar la m de sus ataduras, s pero s porque ya la domina a la perfecci Lleva a practicando..