También es destacable el audio, que se reproduce a través de un único altavoz situado en la parte inferior del frontal y que cuenta con una potencia poco habitual en un teléfono. Además el sonido tiene una calidad notable, conservando muchos matices y manteniendo muy bien el balance entre graves y agudos. Por supuesto, suena igual de bien con los auriculares, y de hecho el Axon Elite trae de serie unos que no tienen que envidiar a cualquiera que podáis comprar por 30 euros en una tienda..

Laszlo Nagy se vió obligado a emigrar de Hungría para cumplir sus sueos de ser deportista profesional. Como muchos ingenieros, arquitectos, médicos espoles que ahora mismo se van a otro pais. Quería afincarse definitivamente en Espaa, pero le han hecho una oferta de las que no se pueden rechazar.

Un hombre que es s hombre, y dice cosas del calibre que dijo Jes no es un gran Maestro moral, sino, o es un loco, al mismo nivel que aquel que afirma sobre s que es un huevo, o es el mismo diablo del infierno. T debes elegir. O este Hombre fue el Hijo de Dios, o fue un loco o quiz algo peor.

Es que los anteojos de lectura se liberaron del estereotipo del «cuatro ojos», rompieron con la exclusividad que regía para los intelectuales. Los nerds (devenidos hipsters) supieron transformar a esos enormes con marco de pasta negro en accesorio cool y hoy cualquiera se anima a ponérselos sin tener que hablar de presbicia, astigmatismo o miopía. Una moda que impusieron los jugadores de la NBA durante las conferencias de prensa dos aos atrás, que luego siguió Cristiano Ronaldo el ao pasado y que, a nivel local, tuvo al Chino Maidana como uno de los principales exponentes.

Washington, then, was not an integrated city in 1960. Sam Lacy in the Afro American repeatedly blasted Marshall’s «lily white stubbornness.» «This column has never advocated suicide,» he wrote in frustration, «but in GPM’s case, it would be readily forgiveable.» Pulitzer winning sports columnist Shirley Povich also took the owner to task. The Redskins’ colors, he wrote, were «burgundy, gold and Caucasian.» «In modern pro football,» he continued, «Marshall is an anachronism, as out of date as the drop kick.» His white supremacist policies, designed to please a predominantly southern radio and television audience, were a disservice to the players, coaches and fans.

El combinado de Alejandro Sabella logr este s algo que no hab conseguido ninguna selecci argentina desde hace 24 a llegar a las semifinales de un Mundial. Y lo hizo fiel a su estilo, sin brillantez ni dominio, pero con toneladas de oficio y con un tridente que en alg momento aparece: Messi, Higua y Di Mar Esta vez fue el turno del delantero del N El aprovech un rechace, coloc su cuerpo y fusil a Courtois logrando su primer gol en Brasil 2014. Era el minuto 8 y la jugada lleg despu de una recuperaci argentina en el centro del campo tras la que Messi bail a todo el que se acerc a sin moverse pr del sitio.