A las 13.30 h llegábamos a nuestro hotel, el Centara (hasta hace poco el Charoensri Grand Royal Hotel). El grupo Centara acaba de hacerse con el control de este hotel que estaba bastante bien aunque necesitando una reforma, algo de lo que avisaban en carteles en sus ascensores, en unos meses el hotel creo que será francamente bueno. Udon Thani nos sorprendió gratamente, no por la belleza de la ciudad (que no es bonita), si no por ser la más cosmopolita y más «ciudad» de todas las que visitamos en la región.

Eyes closed, fists clenched, chest thrust to match the stride of her limbs, Dutee Chand stepped out of labels and a scarred past into an unreal, gobsmacked moment of truth. Exactly four years after she was slapped with a ban and robbed of her right to compete, the Odisha girl ran the race of her life to win silver in the 100m sprint by 0.02 seconds at the Asian Games. None of her earlier wins in courts or over detractors or over peers would have felt more cathartic.

El lugar en cuestión se llama Wuxi. Y no, no es una ciudad maderera. Es decir, no está repleta de leadores rudos y siniestros, como la lejana Twin Peaks de David Lynch, pero sí tiene un lago. Nosotros tenemos muchas ganas de que los nios se lleven muy poquito, querríamos estar embarazados ya, pero yo he tenido a mi nia veinticuatro horas cada día durante estos diez meses y es maravilloso. Lo he hecho porque he querido, podría haberla llevado a una guardería que no tiene nada de malo, pero es muy cansado y al final hemos decidido esperar porque Felipe y yo estábamos agotados. Vamos a esperar al veranito porque también nos apetece disfrutar de la nena en la playa y dedicarle todo el verano a ella, después creo que sí que nos vamos a meter..

«Lo que más sale es el Ray Ban de marco negro. El mismo modelo, pero con el marco de color, lo piden las adolescentes. Los hombres prefieren los espejados. Habría que matarlos. Por qué coo me miran con esa cara? Ese tipo con el chamberguillo, con su cara de mierda, me mira. Debería acercarme y darle un pellizco en los carrillos, retorciéndoselos con toda mi alma, y luego dejarle ir, como si nada.

Seg palabras del Edil Viviano, goza de un privilegio que no tiene ninguna Intendencia del pa tiene, porque la ley lo determin as la posibilidad de tener casinos propios. Estos se previeron como estrategia complementaria para generar dinero. Entonces, si los tenemos, todos estamos obligados a que den renta; tienen que dar ganancia para aportar divisas, para coadyuvar con los otros impuestos a la mejora de la calidad de vida de los montevideanos, y no como ocurre ahora: a quienes tenemos que darles terminamos pidi para poder soportar la actividad del juego.