«No preciso de un amigo que siga todos mis pasos y todos mis movimientos: esa tarea la desempe mi sombra mejor que nadie. Quiero a quien pueda buscar la verdad junto conmigo y me ayude a reconocerla»»Tu debes ser el cambio que deseas ver en el mundo»»Act como si lo que haces produjera una diferencia. De hecho, lo hace»..

Hace unos d hablaba conmigo mismo, uno de mis mayores placeres, y me preguntaba si el hombre era capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, esa piedra que nos estanco y nos complico la vida a m no poder. Esa piedra de peso inimaginable, de consecuencias jam vistas. Pero suerte, que vino esa empresa constructora, con picos y palas, para romper piedras.

Una consejera de la Junta dijo un día que el hotel El Algarrobico era feo, pero legal. Pues bien; ninguna de las dos cosas. No es feo, sino espantoso, y, tras rodar el caso por todos los tribunales habidos y por haber, ilegal. Le duró más de diez aos. Se hizo famoso, le molestó la fama que le dio vergenza. No era un héroe.

Desde el comienzo del partido el Liverpool fue superior, no porque generara situaciones sino porque controlaba el partido. El Madrid no supo entrar por ning lado, y Mascherano y Xabi Alonso se agigantaban a medida que transcurr los minutos, tanto as que el espa prob a Casillas desde detr de la mitad de la cancha en el mism Bernab Pero el mejro golero del mundo la mand al c La chance m clara de gol la tuvo el Ni Torres quien tras un horror defensivo de Heinze en un saque de Reina desde su propio arco, que termin tapando Casillas de forma espectacular. Por supuesto, no cambi nada.

Pero no cabe duda que sea dif cuando uno viene de all abajo y sabe que el pasado es un rompecabezas sin ning manual que te sirva de ayuda. Todos tenemos pasado, m bueno o m malo. Quiz no importa o quiz si. Por otro lado, en el plano de los números, rendimiento económico. En Espaa, y eso implica a que o cuentas con la pasta si necesitas de ello y pasas por lo privado, y/o te quedas a base de sopitas. De igual manera que en oftalmología tampoco están pasadas las gafas.

Four years ago this week, something unprecedented happened: Leaders from around the world pledged to empower 120 million more women to access contraceptives by 2020. Tanto si vives en un país occidental, donde la diferencia puede ser de 90 minutos, como en naciones en desarrollo, donde asciende en algunos casos hasta a cinco horas. Si no hablamos de cómo esto merma las posibilidades de la mujer, no estamos analizando el tema con seriedad.