A veces ocurre que algún imprevisto hace que cambies los planes y el mal tiempo suele ser uno de ellos. No nos había dado tiempo a llegar hasta el cabo Bonavista y lo teníamos anotado como uno de los sitios «imprescindibles» (para nosotros). Así que decidimos que madrugaríamos un poco más para ir hasta allí sabiendo de antemano que tendríamos que recorrer bastantes más kilómetros de los que teníamos previstos..

El inescrupuloso agente, desesperado por conseguir los favores del cr comienza a difundir todo tipo de rumores que dejen la reputaci de Dallas por el piso para que Hunsecker no pierda de vista a su hermanita. El joven guitarrista de jazz es denunciado como comunista (hay aqu una alusi cr a los estertores del Maccarthismo y la caza de brujas en el cine: quien denuncia miente y adem es sujeto despreciable) y consumidor de estupefacientes. La «mentira maldita» solo llevar a Falco y Hunsecker por peor camino, aunque logren sacar al guitarrista del medio: Susan, que en realidad odia asu hermano, no quiere vivir sin su enamorado.

Ahora, y una vez dada a conocer la campaa, el blog de Thea, convertido en uno de los más leídos del país, se ha transformado en la web de una iniciativa lanzada con motivo del ‘Día internacional de la Nia’, que se celebrará el próximo 11 de octubre (cuando esta fijada la supuesta boda). Un espacio en el que la historia de Thea convive con la realidad de cuatro jóvenes víctimas del matrimonio infantil, una práctica de lo más frecuente en el frica subsahariana y Asia meridional. Especialmente arraigada en el Níger, donde según informa Unicef, el 77% de las mujeres de entre 20 y 24 aos se casaron antes de cumplir los 18 una de cada tres antes de los 15 ..

Acabamos en una agencia de turismo donde intentaron encalomarnos un tour por el Rajastan por 400euros a cada una, una cantidad exagerada en comparacion con el resto de precios. Y tras luchar mas de dos horas para salir de ahi, tuvieron que venir los amigos del cafe a salvarnos porque nos gritaban y no aceptaban una negativa y nos amenazaban maldiciendonos nuestro good karma (mal rollito daba eso en hindi). Asi que tras salir de la oficina huimos cuanto antes a nuestro barrio, pajarghan..

El sello de los jardines salta a la vista apenas se visita este lugar que está en lo alto del barrio de Gvea. Sólo Roberto Burle Marx podría haber diseado ese paisaje que lo deja a uno atontado, por el tamao de las hojas, los colores de los frutos que son raros y a la vez autóctonos. El mosaico que rodea la piscina también es de su autoría.