Enviado especial09/09/2016 18:01Se anunciaba guerra sin cuartel y las expectativas no defraudaron. En Calpe, Chris Froome sacó lo más granado del tarro de las esencias para rubricar una contrarreloj memorable, espléndida. El británico se exprimió al máximo y superó a Nairo Quintana en dos minutos y 16 segundos.

El conjunto de Emery triunfó en su primera final de la temporada después de pasar por todo tipo de sensaciones. Lo bueno comenzó pronto, prontísimo. Jonas marcó a los 10 segundos de partido cuando muchos ni se habrían sentado en su butaca, cuando otros no habrían encendido la televisión y cuando Leno todavía estaba poniéndose los guantes al lado de una ducha.

Compraste algo?. No, me dice, pero ma le compro cualquier pavadita de camino. Aqu est una de las devotas de la virgen. La carretera tiene una media diaria de casi 7.000 vehículos, de los cuales 500 son de tráfico pesado debido a la fuerte actividad industrial de la comarca del Almanzora. Esta cantidad de tráfico pesado asociado a la industria del mármol ha llevado al deterioro del firme de la carretera, punto de salida hacia dos vías de gran capacidad: la A 92 de Granada a Puerto Lumbreras y la A 7 del Mediterráneo. Las mejoras consistirán en la reposición de la sealización horizontal, la sustitución de las seales verticales deterioradas y las mejoras en el drenaje de la carretera..

Nada más empezar el recorrido nos encontramos primero edificios importantes de principios del pasado siglo al lado de otros históricos más antiguos, y a medida que nos adentrábamos en el barrio en el entorno de las plazas Youville y Jacques Cartier, ya en el Vieux Montréal, nos parecía estar en una ciudad europea antigua con un aire entre francés e inglés, cuidadísima, con plantas por todas partes, con espacios pensados para que las gentes puedan hacer un alto en los que después identificaríamos como los sillones canadienses tipo, unos cómodos butacones de anchos listones de madera y patas cortas para sentarse a descansar, o simplemente relajarse dentro de la ciudad viendo pasar turistas o lugareos en actividades cotidianas. Parecía como si la ciudad estuviese pensada para sus habitantes, con islotes de paz y muchos espacios verdes diseados para los ciudadanos, algunos incluso con mesas de madera y bancos en donde tomar el picnic de mediodía en un entorno agradable en medio de una ciudad amable. Amables y atentos igualmente sus habitantes, distorsionando tanto la fonética francesa que a veces cuesta entenderles..