No procede, a secas. Se ha convertido en una especie de para s y eso le escurre de cualquier trayectoria, justificaci e incluso empleo. El verdadero dinero es el dinero sin historia, sin pegotes, sin adherencias: ni se crea, ni se destruye, ni se transforma.

En el transporte colectivo es una escena corriente. El autob que por las ma suele estar lleno de gente, tambi est lleno de miradas que tienen un alcance diferente. Los m j en su gran mayor no bien pagan sus boletos, ya sea estando parados o sentados, lo primero que hacen es bajar su vista hacia sus tel inteligentes superconectados y superequipados.

Mientras estoy hablando con él, Marc va a recoger las maletas. Ya tenemos todo el equipaje y nos vamos al parking a subirnos en el taxis (Andrés vino a recogernos con su coche privado). Estuvimos hablando un poco de todo mientras nos dirigíamos al que por 9 días iba a ser nuestro hotel: Holiday Inn Express.En unos 20 minutos llegamos al hotel y nos dicen que este no es, que el nuestro es el otro y que está a unos minutos de este, Marc sale corriendo en busca de Andrés y menos mal que lo encontramos, porque si no menuda odisea ir de un hotel a otro andando con 4 maletas.Llegamos al hotel y Andrés nos acompaa a la recepción para hacer el «check inn» y comprobar que es el hotel correcto.

Las sacaba y las regaba por el piso, las pon en fila o en pila seg el tama se acostaba en el suelo y, desde esa posici las contemplaba alelado No le daba manotazos ni nada de eso. Yo le dec que se bajara, que lo iba a desafinar, pero no me hac caso porque la familia se lo consent todo. Despu s una maestra de aqu de Remedios, le dio clases de m.

F bien en las im y en realidad ver a muchos m protagonistas. Una pel esta, con tres protag Est la v obviamente, y los dos superh Pero tambi hay un mont de actores de reparto, donde algunos claramente se le unen a los buenos y otros, los menos, se confunden con los malos. Pero como si se tratara de una pel de acci y como sucede en estas, los finales suelen ser felices, la doncella es rescatada y todo el resto pase a un segundo plano.

S Maduro dice que yo soy una fascista violenta de la ultraderecha que esta en una conspiraci internacional para tumbar su gobierno. Que lo diga. Yo ma vuelvo a salir con los muchachos, a exigir al gobierno que desarme a los colectivos, a decir que las calles son nuestras, a recordar a la estudiante que muri con una bala en la nuca, a darle fuerza a la otra que perdi un ojo.

Nuestro vuelo salía de Neuquén (Argentina), provincia en la que vivimos a las 7 de la maana. Luego de un vuelo muy corto y tranquilo llegamos a Aeroparque en Buenos Aires. Ahí mismo recogimos nuestras valijas y nos dirigimos a la ventanilla de la empresa » Tienda León» donde teníamos reservado pasajes para ir en bus desde aeroparque a Ezeiza que es desde donde finalmente saldría nuestro vuelo con destino a la ciudad de Miami.